nube vacía

ZEN

El zen es  inmediatez y presencia.
El presente no es algo que lograr  porque siempre es y nosotros somos nada más que presente, por tanto no necesitamos buscarlo ni alcanzarlo, en cambio sí podemos tomar conciencia de esto al estar presentes.
Despertar
Experimentamos la realidad como “es”, como un ahora inmediato einfinito ahora. Este momento se llama “despertar” y a la persona que tiene conciencia de ese hecho, el “despertado”. Esto es lo que significa la palabra “Buda” en sánscrito, “el despierto”.
Chan y Zen
Dentro de la tradición budista, el chan chino se ha comprometido con este “es” en su inmediatez. Más tarde, el Zen japonés y el coreano bebieron en el Chan. Así, desde el siglo IV, el Chan y más tarde el Zen se asientan en la “budeidad” entendida así. Zen significa inmediatez, unidad y presencia. Zen es una escuela compleja y transnacional que se centra en la visión viva de la realidad. A esta idea se añade la práctica del Zazen (sentarse en silencio). Y para entender el Zazen debemos experimentarlo. Zen es el ejercicio de estar en presencia y de dejar atrás la actitud de juzgar constantemente. Si logramos mantener nuestra atención, experimentamos la realidad tal como es en el aquí y ahora. Además de los textos clásicos del Zen, hay una gran variedad de estudios que llevan el Zen a la realidad de la vida en el siglo XXI.
El acompañamiento

La práctica del zen requiere una personalidad psicológicamente estable en todas las personas interesadas en esta práctica. Este requisito básico es exigido a todos los miembros de la línea incluidos los maestros, que son capaces de una actitud auto reflexiva y que pueden asumir la responsabilidad de sí mismos y de la práctica.

En nuestra línea

  1. No surgen relaciones de dependencia.
  2. No se establecen relaciones íntimas entre maestros y participantes, siempre que haya una relación maestro / discípulo o acompañamiento.

El acompañamiento mutuo en el camino de la vida es probablemente una de las tradiciones humanas más antiguas. El zen es una forma de vida. El acompañamiento en el camino Zen significa en nuestra línea, que todas las personas que deciden acompañarnos  en el camino de la práctica, también pueden aprovechar la oportunidad de ser acompañadas por maestros capacitados y autorizados. Tal acompañamiento, conocido en la tradición zen como una relación maestro – discípulo, es una posibilidad y no una necesidad para nosotros. Existe la posibilidad para todos los maestros, pero no la obligación de acompañamiento. La participación en sesshines y retiros es posible incluso sin dicha relación.

Acompañar significa en nuestro linaje que cualquier persona que practique con nosotros tiene la oportunidad de someter su práctica y la experiencia asociada con ella a una supervisión más cercana. Esto generalmente ocurre dentro de una entrevista individual, que se conoce en el Sesshin bajo el nombre de “Dokusan” y también es posible fuera de los períodos de práctica según se acurde con el maestro.

La relación maestro – discípulo es un tipo especial de acompañamiento en el camino Zen. La ventaja de este tipo de acompañamiento es que se conocen mejor, lo que hace que sea mucho más fácil estar juntos en el Zen y le da a su práctica más claridad y resistencia.

Política de Privacidad y Cookies

Copyright © Nube Vacia Zen 2020. Todos los derechos reservados.